"Mas allá de los 1200º"

Galería Metropolitana
Santiago, Chile
88 piezas de porcelana con cenizas de dientes humanos, plinto, acrílico y luz.
Variables
2013

En este trabajo se hizo de dientes humanos calcinados para la realización de una fórmula de porcelana, capaz de generar translucidez de la pieza. Dicha propuesta se realizó a partir del suceso acontecido el 2010 en San Miguel, donde 81 reos murieron víctimas de un incendio. Elaboré 81 llaves de porcelana, las cuales para obtener su óptima translucidez, deben ser sometidas a una temperatura que debe ir más allá de los 1200o, temperatura que alcanzaron algunas de las celdas en la tragedia. Las llaves de porcelana hechas con dientes humanos (restos que por lo usual se utilizan para reconocer cuerpos sin identificar), son sublimadas por medio de la temperatura, estableciendo una relación estricta con el lenguaje material y procedimental cerámico.